Lo que aprendí de la vida

A solas con mi introspección

Errores que se convirtieron en aprendizajes.

 

Autor: Manuel Casquero Durán

 

Ser y sentir

Reservados los derechos

 

 

Un niño que lo intenta, consigue tener la sensación de volar, saltando con los brazos en cruz, y elevándose cada vez más alto. El mejor arma para combatir que la realidad se nos haga pequeña, insoportable y limitada, no es otra que la imaginación. Quien sueña con suficiente fuerza e intensidad es capaz de adelantar, construir y atraer la realidad que desea.

….

 

Una persona que es coherente y fiel a sus principios y creencias, es integra,  se siente libre y vive en paz con su conciencia.

….

 

Nos parecemos a nuestros padres más de lo que sospechamos. Los defectos que más sufrimos o detectamos de ellos,  forman parte de las  sombras ocultas de nuestra personalidad  que no nos atrevemos a reconocer o nos da miedo alumbrar.  Sus virtudes, ejemplos y aportaciones han sustentado nuestra verdadera escala de valores. 

….

 

Los niños que no podíamos o sabíamos responder a la  violencia con más  violencia, necesariamente maduramos antes de tiempo y empezamos a desarrollar nuestra inteligencia emocional.

….

 

 

Pronto  me di cuenta que no podría llegar a ser el primero de la clase ni el más listo. La vida me enseñó que más importante que destacar es aprender a “ser”.  Es decir, diferenciarte en algo de los demás, tener carisma y personalidad propia.

….

 

 

Quien hemos tenido de niños amigos imaginarios, de mayores no nos asusta y disfrutamos de plácidos momentos con nuestra soledad. Los amigos imaginarios son sustituidos por profundos y constantes diálogos internos.

….

 

 

No nos pueden ni nos debe imponer su moral, los que se enamoran mal, los que defienden que es pecado o sucio amar. Los que en vez de preocuparse en mejorar ellos, ocupan su tiempo en juzgar, censurar y criticar a los demás.

 

….

 

La  vida es un continuo aprendizaje. Cada día que vivimos debemos asumirlo como un nuevo reto.  Llega un momento que para seguir estando vivos, aunque el tiempo sea finito, nuestro afán de lucha y sobrevivir, prolonga la vida.

 

….

 

Si quieres empezar a transitar por el sendero que conduzca hacia la felicidad y la serenidad, lo primero que debes aprender es a perderle el miedo al fracaso,  la muerte o las despedidas.  

 

….

 

Nadie puede llegar a ser totalmente empático y comprensivo con los demás, si no ha aprendido antes a serlo consigo mismo.

 

….

 

El amor a lo largo de la vida se va transformando.  Con el tiempo vamos aprendiendo la diferencia que existe entre desear, querer y amar. Sin embargo, son necesarios los tres verbos para vivir un amor con total intensidad. El deseo incendiario se calma y da paso a la ternura.  Querer deja de ser voluntad y persistir para  saber aceptar los errores y debilidades de la persona amada. Y, el amor, cuando es de verdad, lo envuelve todo, nos vive y hasta nos sobrevive.

 

….

 

 

Ninguna etapa de la vida es mejor ni peor  que otra. Cada etapa tiene una misión y un aprendizaje, que cuando lo conseguimos aprender, nos facilita el transito a otro estadio de la vida.  Empezamos a cuestionarnos nuestros valores y creencias  a partir de los 45 años y, a desde entonces  empezamos a consolidar lo que realmente vamos a ser.  Ser conscientes de que el tiempo pasa demasiado deprisa y que nos roba oportunidades,  desmonta las falacias que nos hicieron creer en  nuestra juventud y propicia que nos construyamos un escudo para saber resistir mejor los golpes de la vida.

….

 

 

Los conocimientos que no están avalados por la experiencia y la experiencia que no se ha vivido en primera persona, son como una suma de quimeras  que naufragan  porque nunca llegan a cumplirse. Ocupan espacio en nuestra mente, pero no tienen sitio en nuestro corazón.

 

….

 

Cuando te niegas a aprender en esta vida, sin sospecharlo, cometes una y otra vez los mismos errores.

 

….

 

El ego desorbitado es tan dañino como tener carcoma en el alma. Y el peor de los egos es sin duda el que pretende pasar desapercibido y  disfrazarse de humildad. Aunque parece manso, estalla  con la fuerza de un león en el momento más imprevisto.  Por el ego y la soberbia la gente deja de ser coherente, renuncia a sus principios y vende su alma al diablo.

 

….

 

No hay amor pequeño o grande… solo hay amor. Los errores que se cometen por amor, tienen el doble de perdón.

 

Para que un amor eche raíces,  tiene que ser correspondido.  Para que un sueño no pierda su fuerza, tiene que andar con un pie sobre la tierra.

….

 

 

La intuición tiene tanta fuerza y poder, que en ocasiones siento temor de atender a su llamada. He intuido sensaciones muy fuertes que han acabado cumpliéndose. Existen tantas cosas inexplicables para la razón, pero son bien certeras para el fe del corazón.

 

….

 

Casi todo puedes perder en esta vida, menos la dignidad.

….

 

 

Lo poco o lo mucho que soy, el ser humano en el que me he convertido, fue principalmente gracias a mis esfuerzos: La suma de fallos cometidos y todo lo que he aprendido.

Ser consciente de ello  me genera:

 Ante los miedos templanza. Ante los posibles riesgos confianza y  ante las adversidades esperanza.

Por mucho que te desafíe la vida, por mucho que llegue a desgastarte y desnudarte, siempre acabas abrazándote y  apoyándote en lo mejor de ti mismo.

La maldad existe y no siempre te puedes defender de ella.  Pero protégete para que te afecte lo mínimo posible. No esperes que una persona perversa, cínica, hipócrita o egoísta vaya a cambiar.  Es una pérdida de tiempo. Rodéate de personas valiosas, las reconocerás porque están dispuestas a dar sin pedir nada a cambio.

….

 

Di mucho más de lo que me pidieron, por el miedo básico a no ser querido o ser rechazado. Dí tanto que en ocasiones me vacíe por completo. Un grave error, porque para compartir, solo se puede realizar desde la abundancia. De estas experiencias  aprendí varios aspectos: Lo principal es quererse uno mismo, para atraer el amor de los demás. Ser generoso no es ningún delito, ser desagradecido sí.  Para que alguien valore realmente lo que le ofreces, posiblemente tengas que esperar a que te lo pidan, más que adelantarte. Mi alma se llenó de cicatrices de desengaños repetidos y muchos aguaceros. Me cansé de preguntarme una y otra vez por que?.  Hasta que llegué a la conclusión que la verdadera satisfacción es entregar, sin importarte que lo valoren o no los demás. De esta forma cicatrizaron muchas de mis heridas.

….

 

 

Hay precios que es mejor no pagar, por mucho que te deslumbre tu ambición o sientas que tus metas soñadas pueden estar al alcance de tu mano. No todo vale.  Es más digno un fracaso del que aprendes, que vender tu alma al diablo, por alcanzar un éxito efímero.

….

 

 

El sufrimiento nunca es inútil. “Inútil” solo es el tiempo que tardamos en aprender de él.  Cuando atendemos y entendemos nuestro dolor, el sufrimiento empieza a tomar conciencia, se libera, cesa  y ya no pesa. Tan inútil es negarse a sufrir, como negarse a conocer quiénes somos. Tan inútil es negarse a sufrir, como negarse a evolucionar, madurar o crecer.  El sufrimiento nunca es inútil, “inútil” es negarlo, taponarlo, disfrazarlo o huir de él.

….

 

 

En nuestra vida pasan distintas personas como bajan piedras por un río. Unas son de paso, llegan para enseñarte algo o abrirte nuevas perspectivas, pero cuando termina su misión, desaparecen. Lo mejor es que las dejes ir. Otras llegan para utilizarte, manipularte o dañarte. Son como cántaros afilados que si no te despojas de ellas, acaban estancando tus aguas hasta que se pudran o te desvían de tu camino hacia el mar. Por último, existen piedras generosas, constructivas  y que te apoyan. Estas personas siempre están ahí, y no desaparecen con el tiempo.  Navegan contigo, refuerzan tus cauces y, en los malos y buenos tiempos, te demuestran su lealtad. Admiten tus errores y te quieren tal y como eres. Consérvalas, no permitas que el azar, los malos entendidos o las distancias las aparten de tu vida. Aprender a diferenciar estos tipos de personas, te facilitará fluir con más seguridad.

….

 

La distancia más corta entre dos corazones es el respeto mutuo y la empatía.

….

 

En la aritmética de la vida, la generosidad siempre se multiplica, el egoísmo resta abundancia, el odio divide los corazones  y el amor suma más amor.

 

….

 

Sufrí y padecí tantas enfermedades que, en ocasione, el cese del dolor se convirtió para mi en la felicidad completa. He muerto y he resucitado en varias ocasiones. Si todavía estoy entre vosotros será porque me queda una misión por cumplir. La vida me indicará el camino a seguir.

….

 

 

No existen peores  límites que los que nos imponemos a nosotros mismos. Como dijo un sabio: Si piensas que puedes es verdad, y si crees que no, también.

….

 

Tuve tres mujeres que marcaron mi vida. La que me enseño a besar con 19 años, la que despertó en mi la vocación artística y me educó emocionalmente y la que alentó mi curiosidad y amor por la psicología. Las tres fueron desapareciendo y tuve que hacer un duro duelo por cada una de ellas, pero hoy sé, que me tocaba madurar y andar solo por el camino, para encontrar mi propio sendero.

….

 

 

En mi opinión, existen dos universos o dos tipos de energía que se complementan. La masculina y la femenina. La masculina se corresponde con nuestro hemisferio izquierdo, mucho más racional y analítico. Y la femenina con nuestro hemisferio derecho, mucho más emocional, creativo e intuitivo. Por eso, todos tenemos un porcentaje de masculinidad y de femineidad, que nada tiene que ver con la sexualidad, o nuestros hábitos y costumbres, si no con nuestra forma de sentir.  El arte es la mejor forma de demostrar que lo masculino y lo femenino se fusionan a la perfección.

 

….

 

 

El perdón es el mejor antídoto para un dolor o una rabia permanente que se alargan en el tiempo, porque  quien más daño hace es a nosotros mismos. Y el mejor alivio para las heridas no es otro que el olvido.  Sé que hay heridas  que dejan profundas cicatrices, pero el perdón va anestesiando cada vez más el recuerdo, hasta que llega a parecerse bastante al olvido.

….

 

 

Cuando me he enfrentado a un gran problema, en vez de quedarme paralizado o huir, he intentado dividirlo en pequeñas metas que pudieran ser alcanzables. De esta manera, cada día solo me enfocaba en la meta programada. Cuando la superaba, obtenía mucha más fuerza y ánimo para seguir adelante, y, el problema iba perdiendo en parte su gran dimensión. Un elefante no se puede comer entero, hay que hacerlo en pequeños pedazos.

 

Es absurdo pretender que te quiera todo el mundo y que te acepten, por mucho que te vuelques en ello y que te sacrifiques. Tenemos que aceptar que cada persona tiene sus criterios, valores  y toma sus decisiones. Por ello, somos campos energéticos diferentes, aunque pertenezcamos al mismo sistema. Este hecho no nos debería provocar frustración, porque es parte de una energía psicológica perdida. En cambio, deberíamos  aprender a respetar a quien difiere con nosotros (eso sí, protegernos de que no nos hagan daño) y concentrar nuestras energías y esfuerzos en aquellas personas que nos demuestran su sintonía.

 

….

 

 

Lo más urgente en esta vida es concentrarnos, planificar y abordar lo que realmente es importante para nosotros. De ahí la importancia de que seamos conscientes de nuestra escala de valores.

….

 

 

Uno se da cuenta de que está envejeciendo, cuando sus referentes, ídolos o gente a la que admiraba mucho han muerto o han caído en el olvido.

 

….

 

 

El primer amor conlleva el despertar de los sentidos y una revolución emocional en nuestro cerebro. Su huella llega a ser tan profunda, que nunca llegamos a olvidarlo. Casi siempre no suele durar, pero  en cada nueva relación que establecemos, de una manera inconsciente, buscamos repetir las mismas sensaciones que nos hicieron vibrar, pero ya nada sabe igual.

….

 

 

Los ídolos, famosos, estrellas o personas a las que admiramos a través de los medios de comunicación,  no son más que seres humanos con sus virtudes y sus defectos. Puede que se potencial, arte o creatividad sean mayores, pero eso les deslumbra y les va apartando poco a poco de los demás. La cuesta arriba hacia el éxito, circunstancialmente puede ser rápida, pero la cuesta hacia abajo siempre es angosta y muy dura.  Por eso es tan importante saber cuál es, en todo momento, nuestro verdadero sitio.

….

 

                  

Cuando en vez de idealizar, amas con toda la intensidad al alguien, aprendes a aceptar sus debilidades, defectos y carencias, hasta que llegas a percibirlos como una huella más de su identidad.  No se debe tratar de cambiar a quien se ama, el amor verdadero conlleva comprensión, respeto y aceptación.

….

 

 

Bastantes de nuestras carencias, limitaciones o complejos no se corresponden con realidades  que nos condujeron a fracasos, si no a percepciones erróneas sobre nosotros mismos, que nos inculcaron desde que  éramos muy niños y que se han convertido en una indefensión aprendida.

 

….

 

La peor  de las traiciones viene de quien trata de ganarse tu confianza, para conocer tus puntos más débiles y manipularte a su antojo. Después te dejan tirado como un perro en la cuneta sin darte ninguna explicación. Son personas que hieren, y Dios te hace un favor, cuando eres consciente y te apartas de ellas.

 

….

 

“Hagas lo que hagas”, intenta hacerlo con toda tu pasión y de esta forma lo realizarás, sin apenas esfuerzo y disfrutando. Los resultados siempre te van a satisfacer.

….

 

 

Un día fui consciente que no podía despegar, como yo deseaba,  porque mis alas pesaban demasiado.  En ese momento tomé conciencia de que tenía que aprender a dejar ir y soltar lastres. Y me fui desprendiendo de: gente toxica, promesas incumplidas, sentimientos de culpa no justificados, apegos innecesarios, obligaciones impuestas, prejuicios morales, creencias limitantes… Cuanto más puros, sencillos y auténticos somos, más ligeros de equipaje volamos.

 

Un alma que se desprende de sus miedos, empieza a sentirse verdaderamente libre.

….

 

Lo verdaderamente difícil no es tanto hallar respuestas, como saber plantearte las preguntas necesarias.

 

….

 

Nuestros deseos más íntimos, saben de nosotros más que nosotros mismos, porque laten desde nuestro inconsciente. El instinto y el deseo son muy anteriores en el proceso de evolución de nuestro cerebro a nuestros pensamientos racionales. El deseo que se reprime o no se sabe afrontar nos convierte en sus prisioneros. En cambio el deseo que se libera ya no pesa ni oprime.

 

….

 

 

Para poder realizar adecuadamente despedidas, cerrar y abrir ciclos es esencial que empecemos por reinventarnos y  renovarnos a nosotros mismos.

 

….

 

 

En el balance de nuestra existencia, el único tiempo que cuenta es el que se ha vivido intensamente. Por eso, lo sabios nunca se lamentan y se sienten jóvenes eternamente.

….

 

 

El origen de la mayor confusión, más que equivocarse o no reconocer  la parte irracional de nuestras propias creencias, Es negarse a ver “la realidad tal y como es” .Por el empeño empecinado de que sea,   como desearíamos que fuera.”

 

….

 

 

A una persona se la llegar a conocer de verdad  apreciando cómo actúa y maneja  situaciones críticas, enfermedades, crisis y viviencias que ponen en riesgo su existencia.

….

 

 

Mantener una actitud negativa y adelantar posibles peligros y rumiar los pensamientos más catastrofistas, nos hace sufrir el triple. Antes de afrontarnos a la adversidad, sufriendo la adversidad y después de que haya pasado. La mente y nuestras energías se acaban desgastando, y perdemos las fuerzas y las perspectivas necesarias para afrontar este tipo de  situaciones como es debido.

 

El 80% de nuestros miedos suelen ser imaginarios. Debemos controlar nuestra mente para que no nos conduzca al abismo.

….

 

 

Lo más triste es querer llorar y que no te salgan las lágrimas, porque posiblemente tengas el alma tan curtida de cicatrices que las lágrimas se has secado.

….

 

 

Cada enfermedad, crisis o dolor, suponen en nuestra vida un punto inflexión, que nos conduce hacia una nueva evolución y transformación.

….

 

 

Cuando una pareja, después de hacer el amor, se apresuran a vestirse y no tienen casi nada que decirse, es que están viviendo una crisis que no llegan a aceptar. “Amar después de amar”, “acariciar sin preguntar”, “Expresarlo todo con un silencio”…”Miradas de complicidad” “Instantes sin aliento”. Son las huellas de que un amor se está consolidado y crece buscando la luz con toda su intensidad.

….

 

 

 

 

Todo es provisional en la vida. No te aferres, no la niegues, no te resistas a saber dar bienvenidas y despedidas o sufrirás desproporcionadamente. En la vida  existe un tiempo para vivir (una bienvenida) y un tiempo para morir (una despedida) . Porque lo que más valoras lo puedes llegar a perder, disfrútalo al máximo mientras lo tengas. Será la única forma de que después estés más preparado para enfrentarte a las pérdidas.

 

….

 

 

La maldad existe. Aparentemente no tiene justificación ni ninguna explicación.  Es como una epidemia que te puede sorprender cuando menos te lo esperas.  Habitualmente suele ser hija de la envidia oculta o manifiesta y de gente que necesita robarles la luz a los demás para destacar. A la maldad no le respondas con más maldad porque es como un gas que arde si la provocas y acaba inflamándose cada vez más.  Lo mejor es que te protejas lo máximo posible y cierres las puertas para siempre a quién te ha hecho daño sin escrúpulos. No pierdas el tiempo en pensar por qué la gente es como es ,ni el motivo de sus despropósitos.  Págales con indiferencia, nada puede hacerles más daño.

….

 

 

Si te orientas únicamente hacia el exterior de tu conciencia, percibirás las figuras aisladas de los fondos, pero no percibirás sus diferencias .  En cambio, si te orientas hacia el interior de tu conciencia,  te situarás por encima de todo, y desde una perspectiva  más cercana a tu verdadero ser, hallarás el significado de tu existencia.

 

Si al intentar alcanzar una meta, solo miras de frente todo lo que te queda por escalar de la pendiente,  es posible que te acobardes y pienses “que nunca podrás conseguirlo”.  Pero si de vez en cuando miras hacia abajo, y aprecias todos los metros que ya has escalado, no te hará ningún falta saber cuánto has avanzado. Lo más probable es que no te detengas porque tendrás mayor seguridad en ti mismo. Cuando nos  ponemos a trabajar y nos atrevemos a dar el primer paso hacia una meta, ya tenemos un 70% del éxito garantizado.

 

….

 

 

No importa tanto las acciones, como las intenciones, las palabras como interpretamos sus  significados, y los pensamientos como lo que realmente reflejan nuestros sentimientos. La coherencia entre lo que pensamos, sentimos, decimos y como actuamos, es lo que nos da ante los demás la mayor consistencia.

 

….

 

 

En alguna ocasión me lamenté produndamente al pensar que no había truinfado, ni tan siquiera llegué a ser valorado. Entonces me dí cuenta de mi gran error.  Mis expectativas de los era el triunfo no las había puesto yo, me las habían impuesto los demás. Existen recompensas externas, que siempre nos llevan a la insatisfacción, en cambo, las internas,  aumentan los niveles de satisfacción con uno mismo. ¿Qué mayor logro puede existir que sentirte realizado y satisfecho con los que haces cada día? ¿ Qué mayor logro que ser proactivo en el cuidado de tu salud y bienestar emocional? ¿ Qué mayor logro puede existir que dejar una huella agradable y constructiva en los demás??

 

….

 

Nada de lo que hagas en esta vida, ni tu mayores sueños o empeños tendrán sentido si no pones amor en cada uno de tus actos.

….

 

 

Cuando el amor hacia tu pareja es verdadero, aunque cumpla su ciclo y finalice, nunca se llegan a romper los lazos afectivos.

….

 

No te avergüences, ni te arrepientas de que el resto de la gente te vea diferente. No te preocupes de cómo te miran, te juzgan o de lo que piensen. En un mar de mediocridad, solo destacarán “Las ovejas negras”.

 

….

 

 

Cuando te invada la tristeza, piensa que lo que realmente necesitas es afecto. Busca el amor y te consolarás. Cuando te invada la ira o el enfado, piensa que lo que realmente estás buscando es justicia. Defiende tus derechos, sin ofender a los demás y te aliviarás. Cuando te invadan los miedos, piensa que lo que realmente necesitas es seguridad. Quítale las sábanas a los fantasmas del miedo y los desenmascararás y si llegarás a un callejón donde parece que no hay salida, tranquilízate y piensa: ¿Qué es lo peor que podría pasar? …Aunque no seamos conscientes somos capaces de sobrevivir a la mayor adversidad.

 

….

 

Quise arrancarme el clavo de cierto rencor sobre mi alma, y me di cuenta, que el rencor era la más tonta de la venganzas. Al salir el clavo el único que realmente sangraba era yo.

….

 

La añoranza son las lágrimas invisibles con las que se desahoga el alma, pero se puede y se debe añorar, sin tener que perder por ello la esperanza.

….

 

Nuestra existencia es un viaje en busca de nuestra verdadera identidad. La identidad se va forjando entre la apariencia de lo que creemos que somos, quienes desearíamos ser y el espejo de nosotros mismos que nos devuelven los demás.

….

 

No hay que lamentarse, si no entender que la vida es un juego.  Nada consigue el que se conforma, nada consigue quien no se arriesga y nada se consigue con el lamento. Hemos vivido, hemos amado, hemos llorado, hemos reído. No puede haber mayor legado de lo que significa que estemos vivos.

 

Todo es posible o imposible si realmente lo crees. Lucha contra tus creencias limitantes, para no sabotearte más a ti mimo. El miedo al fracaso nos paraliza. Actuar disuelve todos los miedos. No confundas necesidades con deseos o vivirás en la parálisis o una continua frustración. Si están alineados tus sueños, pensamientos, acciones, tienes perseverancia, resistencia a la frustración, será mucho más fácil aproximarte a tus metas.  Por ti mismo/a hallarás los recursos y apoyos que necesitas y las deviaciones y atajos del camino necesarios, no para llegar antes, si no para hacerlo en el momento en que lo necesitas.  No desesperes. En esta vida todo llega a su tiempo.

….

 

 

Es positivo estar motivados y luchar por un sueño, ya que es mejor el combustible para seguir viviendo, pero también tenemos que tener precauciones con lo que soñamos, porque si el sueño se hace realidad, ya no hay marcha a atrás. La realización de un sueño puede cambiar  muchos aspectos de nuestra vida. Por ello, si ese cambio va a afectar a los que integran nuestro círculo más intimo y personal o quienes nos sirve de apoyo (familia, amigos…), deberíamos tenerlo en cuenta. No para renunciar a nuestros sueños, si no para trazarnos metas que sean más adaptativas para nosotros. También es muy importante tener en cuenta nuestros valores, porque si conseguimos logros que  nos obligan a renunciar a ellos,  más tarde o más temprano, nos alejaremos de la felicidad. Debemos estar preparados y aceptar la transformación. Quizás esa sea la misión de nuestras vidas.

….

 

 

 

 

No vivas con heridas permanentes por la gente que fue desagradecida o no supo valorar todo lo que tu les entregaste, los que te manipularon o engañaron. Si la vida ya los ha apartado de tu camino, agradécele que se hayan marchado. Con su maldad, han perdido todo su poder, ya no volverán a herirte. Nunca pierdas darte la oportunidad de conocer más personas. Recuerda que nuestra alma es plural, crece y se fortalece con otras almas.

….

 

 

 

Nunca te digas “no puedo", al menos inténtalo. Luchar por algo que deseas con el corazón, ya es por si solo gratificante. Si además obtiene los resultado que esperabas, tu vida se convertirá en un milagro que te impulsará conseguir más milagros" "Nada de lo consigas tendrá sentido si no lo compartes con los demás."

 

….

 

 

La vida conduce a la muerte. No solo la muerte física, también de las creencias que y ano sirven o esquemas mentales que se han quedado obsoletos. No existe viaje más maravilloso que el que nos conduce a ser nosotros mismos, pero si puede ser, antes que de que se cierre definitivamente el telón de la muerte.

 

 

 

El tiempo nos juzga y nos acaba reclamando lo que no fuimos capaces de vivir por cobardes.

 

….

 

Si deseamos ser creativos, es mejor no poner cortapisas a la imaginación. Es mejor fluir, contactar con la esencia del alma y ser lo más transparentes posible.

….

 

Amar la belleza es saber amar la vida. La belleza no la disfruta quien la poseé, si no quien sabe admirarla y valorarla.

….

 

 

Nunca debemos olvidar nuestras raíces que están en la naturaleza y vivir la vida con pasión.

….

 

 

Todo lo que realizamos en nuestro día a día, incluso el trabajo más rutinario, nos debería  conducir a la satisfacción personal, porque si no, no hallaremos el sentido y viviremos en la frustración.

 

 

 


Debemos asumir a los amigos con sus defectos. También es importante que nos conozcamos a nosotros mismos, para llegar a ser mucho más tolerantes. La lealtad es saber respetar los criterios, valores o creencias de un amigo, aunque no los compartamos.

….

 

 

Cuando amamos de verdad más nos refugiamos en nuestro mundo interior para buscar el universo de la persona amada, y menos nos importa todo lo que sucede allí a fuera. Adquirimos la capacidad de implantar nuestras propias reglas y leyes en la dinámica de los sentimientos compartidos.

….

 

 

El verdadero sufrimiento no lo produce un dolor prolongado, si no nuestra actitud y forma de enfrentarnos a ese sufrimiento.

….

 

 

Sentir interés en desarrollar nuestra capacidad de amar es entregarnos con los brazos abiertos a la vida.

….

 

 

Cuando sentenciamos a alguien, colocándole una etiqueta que nunca podría llegar a quitarse, en el fondo estamos proyectando en esa persona nuestras propias sombras interiores que nunca ven la luz. Nos irrita de los demás, lo que más nos irrita en nosotros mismos.

….

 

 

Tener un concepto existencialista de la vida, no quiere decir que nos resignemos a la angustia, las dudas o la tristeza. Por lo contrario, somos soñadores que buscamos charcos de felicidad en la densa y extensa arena del desierto de la realidad

….

 

 

En cuatro ocasiones he estado en el umbral entre la vida y la muerte. En cada una de ellas volví a nacer un poco más fuerte, y, si cabe, más sabio.  Me he acostumbrado a convivir con ella, y, hasta cierto punto, aunque no nos hemos hecho amigos, la respeto y ella me respeta. Creo que la aceptación de que un día llegará el último viaje y saber que lo más importante es tener la conciencia tranquila, al saber que he sido coherente con mis valores, con lo que  siento y deseo, perdonarme mis errores y nunca rendirme, han sido mis mejores terapias y medicinas. Asimismo, me ha ayudado creer que la vida y la muerte son un ciclo donde una etapa conduce  a la otra. Es decir, vivimos para morir y moriremos para seguir evolucionando como seres espirituales.

….

 

 

Lo más importante para dar contenido a nuestra existencia es tener la sensación de que no pasamos por la vida sin más ni más, que la mayor culminación que pueda existir es haber dejado una huella en los demás. Porque si nos recuerdan con afecto, seguiremos estando vivos, más allá de la muerte.

 

….

 

 

Ser agradecido con todo lo que te regala la vida es la mejor manera de cosechar abundancia. Centrarse únicamente en las pérdidas, fracasos y frustraciones es ahogarse en un pozo donde no se divisa la salida. El pesimismo nos vuelve cada vez más pequeños e insignificantes.

….

 

 

Si ponemos todas las ilusiones en un único objetivo y  no lo llegamos a alcanzar, tendremos muchas posibilidades de sentirnos vacios y no desear volver a luchar y arriesgar. En cambio, si repartimos nuestras ilusiones y motivaciones en alcanzar distintos objetivos, puede que algunos no se cumplan, pero otros sí, y la satisfacción de haber alcanzado un logro, compensará con creces nuestras pérdidas. 

….

 

 

Tan importante es tener una idea clara de hacia dónde queremos llegar, como ser conscientes del lugar al que nunca desearíamos volver a regresar.

 

No deberíamos confundir deseos con necesidades. Necesidades en nuestra vida son pocas e imprescindibles y están ligadas a nuestra salud y supervivencia. Los deseos son motivaciones que pueden enriquecer nuestras vidas, a diferencias de las necesidades, no son imprescindibles. Cuando vivimos un deseo como una necesidad, gastamos más energía de la debida,  nos agotamos, desgastamos y tenemos muchas posibilidades de sentiros muy frustrados y desolados.  En cambio, es sano y constructivo luchar por varios deseos, pero tomando conciencia de que son opciones, y que si no se cumplen, no va a suponer una derrota en nuestra vida. Por ello, no perderemos las ganas de seguir luchando y fijarnos nuevas metas.

 

….

 

 

Hay que saber asumir  los éxitos con humildad y los fracasos con dignidad.

….

 

 

El secreto de saber vivir es intentar  convertir las pérdidas en ganancias, dejar ir todo lo que ya no nos sirve, cerrar ciclos y abrir otros. Aliarse con el tiempo, para vivir con la mayor intensidad posible y hacer de nuestro presente un puente muy largo hacia el futuro. Equilibrar en la balanza lo negativo con lo positivo y tener conciencia de lo que queremos y no, porque todo aquello que nos apasiona es lo que realmente nos hace sentirnos más vivos.

 

Si te sientes decepcionado/a con otra persona, se realista.  Lo más probable es que el problema no esté tanto en el otro, como en tu forma desmesurada de entregarte.

 

….

 

No hay que ser impulsivo cuando tomamos decisiones. Si nos sentimos desbordados por emociones negativas, especialmente la ira,  es mucho mejor parar los pensamientos, respirar profundamente y después valorar las posibles consecuencias de nuestros actos. La templanza es una de las cualidades humanas más necesaria para equilibrar nuestras relaciones con los demás.

 

….

 

Todos tenemos en nuestro interior un maestro y un alumno. Somos alumnos porque siempre estamos aprendiendo y todos los que nos rodean nos pueden enseñar algo (lo que deberíamos o no hacer). Y no convertimos en maestros para los demás, cuando todo el bagaje de conocimientos adquiridos, los ponemos en práctica y los convertimos en verdadera sabiduría. La sabiduría se incrementa proporcionalmente en la medida en que se comparte.

 

….

 

 

 

 

Debemos reservar y preservar nuestra vida más intima. Hay una parcela que solo debe ser nuestra.  Porque quien tiende sus verdades más íntimas al sol, ignora que al aireare corren el peligro de  secarse. Pálidas y descoloridas, quien las interprete desvirtuará sus cualidades… Y ya nadie reconocerá, ni tan siquiera, que son nuestras verdades.

 

….

 

 

Todos llevamos dos fantasmas asociados a nuestra identidad. El “Yo” que fuimos en el pasado y el “Yo” que aún no hemos conseguido y añoramos ser.  Alcanzar un equilibrio entre estos dos fantasmas, permite que nuestro “Yo” del presente sea más fuerte, seguro  y no se tambalee.  

….

 

 

En los momentos que he sentido más débil mi autoestima he sido mucho más propenso a activar miedos innecesarios, sufrir apegos irracionales y caer en las puertas de mi propio infierno.  Cuando nos aceptamos y sabemos querernos a nosotros mismos, el sistema inmune de nuestra psicológica es mucho más fuerte y tienen recursos para enfrentarse a cualquier tipo de amenaza.

 

….

 

 

 

 

No deberíamos dejar que nuestro depósito emocional se llene tanto que llegue a alcanzar nuestro cuello y ahogarnos.  Saber expresar y ponerle palabras al sufrimiento  es una de las mejores maneras para que pierda su intensidad. Un singo de buena salud mental es saber pedir ayuda cuando más lo necesitamos.

….

 

 

Ser bueno y eficaz en tu desempeño no significa que te tengas que convertir necesariamente en el mejor. Si tienes que competir con alguien, que sea preferiblemente contigo mismo, para superarte y evitar frustrarte

….

 

 

El amor se puede presentar con dos distorsiones que afectan a su verdadera naturaleza. Una es el amor idealizado, o lo que podríamos denominar  “Amor” ciego. Aunque busca ser real, no es más que un espejismo de nuestras necesidades internas que intentar proyectarse al exterior. En el fondo creemos ver en la persona amada, lo que nunca hemos podido conseguir ser nosotros mismos.

 

….

 

La otra distorsión es el “Amor” mudo, que nunca llega o sabe correspondernos, reconocernos o estar a la atura de  de lo que somos capaz de entregar y de nuestros sentimientos.  Es un amor que nos condena al mayor de los sufrimientos, nos convierte en sumisos, pasivos y a que, aunque parezca mentira, lleguemos a disfrutar con nuestro papel de Victimas.  El verdadero amor es aquel que nos enriquece, nos complementa, nos permite seguir siendo nosotros mismos y nos acerca a un estado muy parecido al de la plenitud.

….

 

 

No es suficiente con tener un gran potencial para que podamos  alcanzar las metas.   Necesitamos que ese potencial se haga  visible.  Por eso, elegir el momento, la mejor oportunidad, la plataforma de lanzamiento y quien nos pueda ayudar o asesorar sobre como optimizar  nuestro talento. Son estrategias eficaces que algunos confunden con tener suerte. 

 

….

 

 

Un sembrador que no sabe cuidar su cosecha se expone a que las inclemencias  del tiempo u otros saboteadores impidan que recoja sus frutos. Por eso es imprescindible saber lo que es importante y urgente en nuestras vidas y tenerlo presente. Es beneficioso empezar todos los días con un pequeño objetivo en la mente. Al fin y al cabo, las grandes metas no son más que la suma  de varios objetivos pequeños encadenados. Reforzarás tu autoestima y aumentará tu  satisfacción, si te paras a valorar tus logros por pequeños que parezcan. La primera pregunta que debes realizarte nada más despertar, debería ser: ¿Qué quiero conseguir en el día de hoy? Responder a esta pregunta con sinceridad y compromiso firme, te ayudará a avanzar.

 

….

 

Es beneficioso que diferenciar lo que es el “Enamoramiento” (proceso físico, sensorial, emocional que integra las señales en nuestro cerebro de  que de estamos sintiendo con intensidad algo muy especalpor otra persona), del “Amor”. El enamoramiento, en mi opinión, es una fase previa al amor, y su duración es limitada (gracias a Dios porque si no nos volveríamos locos o se convertiría en una adicción). El amor es un sentimiento mucho más consolidado y se produce cuando pasamos de desear a querer en profundidad. Sabes que tu amor se ha consolidado cuando hayas una parte de ti en la otra persona, y ella también en la tuya. Con complicidad, día a día, vais escribiendo la misma historia. Por eso cuando se ama se fusionan las almas. Por otra parte,  el amor y el dolor viven muy cerca el uno del otro, pero cuando se ama de verdad y sin condiciones, aceptas que puede haber rupturas, cansancio, hastío o traiciones...Esa energía que sientes en tu alma es tan potente que convierte en  dulce el sufrimiento más amargo.

 

….

 

Si muestras los peor de ti a los demás, no controlas y descubres el monstruo que llevas dentro, tu imagen se proyectará en mil espejos. Tus defectos eclipsarán con creces tus virtudes. Pero si te enfrentas a la vida con tu parte más positiva, los espejos solo te mostrarán el camino de la autoconfianza, te aliarás con personas con tus mismos valores y tendrás más oportunidades de crecer.

 

….

 

 

Intentar conocerse a uno mismo es ir descubriendo todas y cada una de tus dudas. Como quien va destapando “Muñecas Rusas”, siempre hay una por debajo, y por mucho que lo intentemos no es fácil llegar a la última. Hay que cruzar muchos laberintos, trampas, tierras movedizas, dar marcha hacia atrás para volver a comenzar, hasta que podamos visualizar nuestro verdadero horizonte.

….

 

Cuando sientas mucha confusión emocional y que un movimiento sísmico provoca que tu vida e tambalee y que parezca que te sumerges en un caos inexplicable,   Enhorabuena, estás a punto de descubrir alguna verdad esencial que marcará tu destino.

 

….

 

Saber lo que no quieres es el primer paso para empezar a tomar conciencia de lo que realmente deseas construir para ti en tu vida.

 

….

 

Una persona que se quiere y se conoce a si misma, nunca llega a encontrarse sola, porque en vez de rechazar con su seguridad atrae a los demás.

….

 

 

Si te muestras como eres con sinceridad, naturalidad y espontaneidad, dejándote fluir, los demás te aceptarán y nunca te cuestionarán por lo que no eres. 

 

Sacar del cajón fotos del pasado y revivir los mejores recuerdos de nuestra vida, nos ayuda a entender mejor quién somos y quién hemos sido.  Observar lo que expresaban nuestras miradas es como despertar el alma para reconciliarnos con lo mejor de nosotros mismos.

….

 

 

La felicidad está compuesta por una sucesión intermitente de momentos felices.  Disfrutar de la felicidad no esconde otro secreto que vivir intensamente el presente, sentirse en paz con el pasado y establecer un puente hacia el futuro. Valorar lo que la vida te ofrece en su justa medida, amar y compartir. Si tuviera que definir a lo que más se ha parecido la felicidad en mi vida, diría que a un estado de serenidad, porque se ha calmado el dolor, aceptación y reconciliación conmigo mismo.

 

….

Cuando por fin y después de arduo aprendizaje existencial, te desnudas y conectas con la esencia de lo que verdaderamente eres, llegas a un estado de serenidad y de calma, que te facilita fluir desde dentro hacia fuera  y fuera hacia dentro.

….

La memoria es selectiva para los malos recuerdos. En cambio, los buenos momentos se quedan para siempre y son bálsamo para el alma.

….

No busques fuera lo que eres incapaz de hallar dentro de ti.

….

Todo lo que sucede en la vida es porque lo creaste, lo deseaste o lo permitiste.

Las infancias que florecieron sin maleza, hoy son los árboles frondosos de hombres y mujeres felices.

….

Que no te invada la nostalgia. Más allá la erosión del tiempo, siempre queda algo. Lo bello no se pierde.

….

Puede que un día te arrepientas de tus palabras, pero de tus silencios nunca.

….

Los sueños, si se cree firmemente en ellos, se acaban cumpliendo. Los deseos se esfuman como polvo en el viento. 

 

….

No desesperes, solo hay que esperar y observar. Dejar que la vida hable por si sola.

 

….

Un alma en venta es una fisura en la arquitectura de la libertad. Es una identidad que se pierde y nunca más se vuelve a recuperar.

….

 

Ser es más importante que tener, y para ser hay que desapegarse de lo innecesario, desaprender, para volver a aprender.

 

 

 

….

No importa lo que los demás vean en ti, sino lo que realmente eres. Lo que eres lo sientes. Tu eres tu y todas las versiones de ti mismo que has aprendido. La luna cambia de forma, y tiene una cara oculta, y, no por ello deja de ser un astro que mueve las mareas.

….

 

Lo más árido de tu vida puede cambiar, si la sabes mirar y enfocar con otras perspectivas.

….

El dolor padecido incrementa nuestro nivel de empatía hacia el sufrimiento de los demás.

….

No les des la razón a los que te ignoraron, humillaron, olvidaron o no te valoraron…Respóndeles con la dignidad de sentirte orgullo de ti mismo/a.

….

Los que renuncian a sus sueños o no se atreven a soñar, viven sonámbulos en el sueño de los demás.

….

Lo que no nos atrevemos a vivir no se aprende. Lo que no se aprende se pierde. Para culminar y alcanzar tu proyecto espiritual, hazlo desde el presente, pues toda la vida no es suficiente.

….

Que real es todo lo que podemos llegar a sentir, cuando no existen palabras para poderlo describir.

 

 

 

El paso de los años nos genera experiencia. La experiencia se transforma en conocimientos… Pero solo el conocimiento aplicado nos aporta sabiduría.

….

La lealtad hacia un amigo supone respetar todas y cada una de sus decisiones, aunque sepamos con certeza que puede equivocarse.

….

Prefiero morir embriagado de sueños que asfixiado por duras realidades.

….

La maldad y la envidia se extinguirían, devolviendo a los dardos envenenados inesperadas sonrisas

….

Después de mucho buscar, errar y sufrir un día me paré a reflexionar y descubrí que solo podría llegar a ser feliz, si era capaz de compartir mi felicidad con los demás.

….

No perdamos nuestras energías e ilusiones en los que ya nos han demostrado que no nos aman, pues son  tierra desértica y nunca amaran.

….

Que tus raíces no se alteren por más que golpee el viento desde fuera. Porque solo ellas te ayudarán a resucitar y seguir creciendo.

 ….

Por alcanzar el verdadero amor no todo el mundo llega a ser feliz. Hay quien en el intento enloquece y llora. En cualquier caso, arriesgar para amar nos convierte en mejores personas.

….

En la aritmética de la vida la generosidad siempre se multiplica, el egoísmo resta abundancia, el odio divide los corazones y el amor suma, porque atrae más amor.

….

En la vida no siempre obtienes lo que te mereces, pero si estas convencido de que lo mereces y te esfuerzas, aunque no lo consigas, aprendes y creces.

….

La vida nadie te la regala, te la tienes que ganar día a día.

 

….

La mayor satisfacción no viene de fuera, si no de dentro de ti mismo.

….

Tan importante o más que idealizar el amor, es mantener, no perder y sentir capacidad para amar.

….

Solo somos una gota de agua en el océano y tan solo flotamos, más que por lo que valemos, por lo que significamos.

….

Solo quien se abre a todas las posibilidades de la vida y se entrega a los demás ensancha su alma. Un alma henchida vuela hasta el infinito de lo imposible y lo convierte en posible.

 

 

 

 

Cuando llamamos a las puertas de la madurez, curiosamente, los pequeños recuerdos van cobrando cada vez más importancia. No es que vivamos en el pasado o seamos demasiado melancólicos. En su día creímos que esas vivencias no tenían importancia, que eran una parte más del tiempo vivido. Probablemente porque teníamos demasiada ansia por vivir. Pero cuando descubrimos que el tiempo es finito y que hasta nosotros mismos nos oxidamos, los volvemos a revivir... La vida nos enseña a valorarlos en su justa medida. Quizás, fueron los mejores momentos de nuestras vidas

….

La peor enfermedad, la que nos acaba destruyendo es perder la ilusión para seguir viviendo.

 

….

Busca en el espejo no quién eres, si no quien te gustaría ser. Te despojarás de muchos condicionamientos, no te limitará la piel ni el cuerpo y empezarás a crecer.

….

 

Existe un Dios o una fuerza superior que está a nuestro lado. Cada uno tenemos el nuestro, con distinto nombre y rostro desconocido. El sabe mejor que nadie lo que nos conviene, aunque no entandamos sus designios y nos parezca que escribe con renglones torcidos.

….

Conócete, acéptate como eres, trate con honestidad. Vive y aprende de los errores. Respétate y respeta a los demás. No vivas en el pasado ni el futuro solo en presente. No te acobardes y se valiente para decidir. Huye de todo lo que te empobrece y libérate de tus miedos para ser feliz. 

 

La mejor manera de no  desfallecer ni perder el control es aceptar con resignación que todo sucede por algo. Y que sencillamente no podemos controlar lo que no está en nuestras manos.

 

….

Si siempre te entregas al máximo sin esperar  nada a cambio, no te sientas herido por los desengaños si no eres correspondido. Tienes que sentirte orgulloso y aceptar, que esa y no otra, es tu forma de amar.

….

La fotosíntesis que alimenta el esplendor de las hojas del árbol de la vida no es otra que la luz de amor que sentimos por nosotros mismos. Solo cuando florecemos en nuestra plenitud, disponemos de frutos y podemos compartirlos con los demás.

….

 

 Vemos el mundo como somos y los transmitimos a los demás como lo sentimos

….

Las palabras generan vida, y la vida se retrata a través de las palabras. Las palabras  son el verdadero diccionario de nuestras emociones, porque les asignan todos los significados.

….

El  único dolor insoportable es aquel al que no sabemos ponerle palabras

 

….

 

 

lo único que hay que olvidar es el olvido, porque quien no tiene memoria está condenado a repetir siempre los mismos errores

….

 

Quien elije sentirse bien o mal, somos nosotros,  a pesar de las circunstancias que nos rodean o el peso que puedan tener los acontecimientos.

 

….

No puede ser casualidad que nos crucemos con diferentes personas a lo largo de la vida, cada una de ellas nos tiene que enseñar algo o le tenemos que enseñar. 

….

Nuestras huídas nos conducen inevitablemente a los reencuentros, nuestro pasado desemboca en el presente y todo lo que ha de suceder ocurre en el momento previsto, sin que nada ni nadie lo pueda evitar.

….

Los sueños no se compran, se construyen y se comparten

 

….

Mi nombre es más poderoso que el paso del tiempo porque  vivo en el domicilio del amor. Si algún día necesitas visitarme no olvides abrir antes las puertas de la ternura y recibir la claridad de todo lo que soy y puedo llegar a ser contigo.

….

El futuro es un edificio por construir, y , en cualquier momento puedes renovar, su ubicación, sus materiales y su arquitectura.

Con las palabras se puede mentir, con el corazón no.

 

….

 

Vale más un ciego que cree en sí mismo, que un vidente escéptico, negativo y pesimista.

….

 

Quien se resiste al fracaso, siempre cuenta con el rumbo del viento a su favor.

….

Aunque en la vida hagamos una y mil veces el mismo trayecto, nunca repetimos el mismo viaje.

….

 

No se puede vivir sin soñar, pero ningún sueño  es posible si no huele a vida.

….

Prefiero una vida completa aunque sencilla, a una vida ambiciosa, pero con bastantes carencias.

….

Si soy capaz de comprometerme con mi palabra, puedo ser capaz de alcanzar todos los sueños que me proponga.

….

 

 

 

Cuando converja la verdad de mi espíritu, con la verdad de mi corazón y el juicio de mi mente, se que estaré aún más preparado para vivir con  plenitud.

 

….

Quiero sentirme invencible como el sol radiante que nace cada día y que se impone a la verdad de las nubes y  la lluvia, para alumbrar el arcoíris de mi esperanza.

….

No seré nunca más injusta contigo, porque quien no trata a su vida con justicia, siempre llegará tarde al reparto de la felicidad.

 

….