Yo y la música

17 de December del 2018

 

 Art. "YO Y LA MÚSICA"

La música le ha dado sentido y ha acompañado toda mi biografía. Cuando era muy pequeño escuchaba música clásica, las operas y zarzuelas que ponía mi padre una y otra vez, en aquellos tocadiscos que parecían una maleta. Uno de los mejores recuerdos de mi infancia fue cuando mi padre me llevó al teatro de la Zarzuela a ver La Rosa del Azafrán (tenía 7 años). Quedé deslumbrado con la música en directo, las coreografías y el,montaje.

A los ocho años la banda sonora de mi vida eran las canciones del verano y los cantautores que le gustaban a mis hermanos mayores. Desde entonces, los cantautores siguen siendo mi referente (Aute, Serrat, Victor, Sabina, Antonio Vega, Cecilia y Mari Trini...)

Con nueve años, aproximadamente, ya empecé a construir pequeños poemas que eran letras de canciones (les incluía el estribillo) y seguí sin perder la vocación de retratar historias y sentimientos hasta ahora.

Empecé a disfrutar de la libertad y de mi independencia personal con los grupos de la movida (Mecano, Alaska, Gabinete, Ducan Du, Hombres G, Los Secretos, Radio futura, El último de la fila, Tam tam Go...)

Mis amores y desamores han estado unidos a canciones, y, con canciones he amado, llorado, y he vuelto a creer en el amor.

Los años que estuve trabajando en el Aeropuerto de Barajas en el centro de Coordinación de Operaciones, por las noches escuchaba "Radio Ochenta serie oro" (todos los clásicos del POP) ,mientras observaba las pistas, casi solitarias, iluminadas, esperando el amanecer.

El principal tema de conversación con mis amigos más fieles ha sido la música. Cuando aprendí un poco de francés me entusiasme y enamoré con sus clásicos: Brel, Piaf, Serge Lama, .Mustaqui, Leo Ferrer...

Le doy las gracias a la vida por haberme dado la oportunidad de conocer y tener amistad con grandes profesionales de la música (Mari Trini, Rosa María Lobo, Helena Bianco...)

Actualmente disfruto con Calamaro, Sabina, Maldita Nerea, Dani Martín, Melendi, Manolo García, Bumbury, Ismael Serrano, Fito y Fitipaldis, Manuel Carrasco, Pablo López... y muchos que se me olvidan.

Los momentos más críticos de mi vida también han estado unidos a una canción. Cuando estuve hace tres años con un diagnóstico muy crítico y con la vida pendiente de un hilo, por las noches, cuando se apagaba la luz, tenía la necesidad de componer una canción, que nunca acabé: "Me estoy muriendo".

Hace dos años conocí a Rosa María Lobo. Ella había escuchado algunas versiones cantadas por mí de Serrat, Antonio Vega, Aute, Julio Iglesias, Adamo.. en karaoques. Con gran sorpresa para mi, me propuso participar en su disco cincuenta años cantando. Y, cuando creía que había perdido todas las ilusiones y ya no me motivaba nada en la vida, la música fue el milagro que más necesitaba y estaba esperando.

En los últimos años, he estudiado canto y guitarra y he compuesto más de cincuenta canciones (curiosamente, algunas de ellas son letras que escribí cuando tenía 20 años).

Cuando escucho una nueva canción de mi autoría masterizada, para mí es como si hubiese nacido un hijo mío. Disfruto como nadie del proceso de creación y siento como en muchos momentos me surgen melodías y letras.

Desde aquí, doy mil gracias a Rosa María Lobo, Mari Trini, y, sobre todo, a Alvaro Serrano (mi maestro, asesor, productor.. y gran amigo) que creyeron en mi talento.

Ya lo he dicho en alguna ocasión. No pretendo tener éxito, fama o reconocimiento (respeto inmensamente a todos los cantantes-yo ya hice mi carrera como psicólogo) , porque mi mayor satisfacción es ponerle música e interpretación a mis mejores recuerdos, inquietudes actuales y en agradecimiento a los amigos que me ayudáis a que no pierda la autoestima y a seguir viviendo.

Autor: Manuel Casquero Durán 
(ser y sentir Youtube).